4. TRASCENDENCIA DE LOS AUTORES TOLIMENSES EN EL PANORAMA DE LAS ANTOLOGÍAS NACIONALES

Si bien la presente investigación se circunscribió al periodo de los primeros cincuenta años de la poesía del Tolima en lo que tiene que ver con el inventario bibliográfico y el panorama de autores, consideramos de gran importancia demostrar en forma cuantitativa, como complemento al estudio, la trascendencia que la obra de estos poetas ha tenido más allá de la región y como una forma de validar su aporte a la literatura colombiana. Para ello se ha recurrido al registro de los autores y de los poemas más publicados en las antologías, para así arribar al consenso de los lectores en el tiempo. No obstante, se quiere dejar en claro que este registro panorámico de las antologías no pretende desbordar el marco cronológico propuesto —1905-1955—, sino, justamente, determinar su trascendencia en las antologías hasta la época actual y validar en qué medida los libros del levantamiento bibliográfico dejaron su impronta, pues el destino de la poesía no es quedarse fija en un época sino de trascenderla. De ahí que este capítulo esté llamado a ser complementario en la solidez del trabajo.

El diccionario etimológico de Corominas nos dice que la palabra antología viene del vocablo griego Anthologia que a su vez deriva de las palabras ánthos = flor, y légo =recoger, yo recojo. Por lo tanto, una antología es un texto formado por una selección de los escritos más notables de un mismo autor, o de varios escritos de diversos autores de una época, de una tendencia, de un lugar, sobre un tema o una materia particular, entre otros. Al ser una selección es obvio que alguien tiene que hacerla, y por ende, toda antología es subjetiva, puede responder a intereses editoriales, económicos, políticos, sociales o personales. Ahora bien, se supone que las antologías deben hacerlas personas o colectivos con reconocida autoridad sobre el tema. Tampoco se puede desconocer que casi siempre, el primer contacto que se tiene con un autor es a través de una antología. Teniendo en cuenta estas premisas, se han escogido treinta y un (31) antologías de poesía colombiana, que en su mayoría, la crítica y la academia las han reconocido como las más importantes por su influencia, divulgación y trascendencia dentro de la poesía nacional. Para ello tuvimos en cuenta los estudios sobre antologías realizados por Héctor H. Orjuela con el libro Las antologías poéticas de Colombia. Estudio y Bibliografía (1966) y Darío Jaramillo Agudelo con su ensayo sobre “Antologías” incluido en Historia de la poesía colombiana de laCasa de Poesía Silva (1991).

Las antologías escogidas para este estudio son las siguientes: Vargas Tamayo, José. (1919). Las 1oo mejores poesías (líricas) colombianas escogidas por el padre José Vargas Tamayo. Bogotá: Librería colombiana Camacho Roldan & Tamayo. 287p.; Caro Grau, Francisco.(1920). Parnaso colombiano. Prólogo de Zoilo Cuéllar Chaves.  4 ed. Revisada y aumentada. Barcelona: Casa Editorial Maucci. 431p.; Otero Muñoz, Gustavo. (1930). Antología de poetas colombianos 1800-1930. Bogotá: Cromos, 1930. 342p.; García Prada, Carlos. (1936). Antología de líricos colombianos. Bogotá: imprenta Nacional.2v.; Ortega Torres, José j. (1942). Poesía colombiana: antología de 490 composiciones de 90 autores. Bogotá. Librería colombiana. 609p.; Caro, Víctor E. (1942). Sonetos colombianos. Bogotá: Imprenta instituto grafico Ltda.  160p.; Caparroso, Carlos Arturo. (1945). Antología lirica: 100 poemas colombianos.  3 ed.: Bogotá:Librería y Editorial Horizonte. 299p.; Carranza, Eduardo. (1948). “Esquema para una antología: un siglo de poesía colombiana”. Revista de América N° 41. (Mayo de 1948) pág. 194-230.; Antología de la nueva poesía colombiana.  Bogotá: Ediciones Espiral Colombiana, 1949.; Caballero Calderón, Eduardo. (1952). Los mejores poemas de los mejores poetas colombianos. Caracas: Casa colombiana. 54p.; Escobar Uribe, Arturo. (1954). Nuevo parnaso colombiano. 2 ed.: Bogotá: Ediciones Mundial. 499p.; Albareda, Ginés De y Francisco Garfias. (1957). Antología de la poesía hispanoamericana: Colombia. Madrid: Almagro-Biblioteca Nueva. 570p.; Arango, Daniel. (1958). (Selección). Las mejores poesías colombianas. Tomo I. Lima: Festival del libro colombiano. Editora latinoamericana.163p.; Holguín, Andrés. (1959). (Selección). Las mejores poesías colombianas. Tomo II. Lima: Festival del libro colombiano. Editora latinoamericana. 147p.; Academia colombiana. (1959). Poemas de Colombia. Antología de la academia colombiana. Prólogo y epilogo, Félix Restrepo; edición y notas bibliográficas, Carlos López Narváez. Medellín: Academia Colombiana. 623p.; Arbeláez, Fernando. (1964). Panorama de la nueva poesía colombiana. Bogotá: Ediciones del Ministerio de Educación. 548p.; Holguín, Andrés. (1974). Antología crítica de la poesía colombiana (1874-1974). Bogotá: Biblioteca del Centenario del Banco de Colombia. 2v.; Madrid-Malo, Néstor. (1974). 50 años de poesía colombiana (1924-1974). Bogotá: tercer Mundo. 139p.; Montoya y Montoya, Rafael. (1977). Parnaso Colombiano. Bogotá: Editorial Montoya. 389p.; Cobo Borda, Juan Gustavo. (1980). Álbum de poesía colombiana. Bogotá: Instituto Colombiano de Cultura. 172p.; Espinosa, Germán. (1980). Tres siglos y medio de poesía colombiana (1630-1980). Bogotá: Convenio Andrés Bello. 277p.; Panero, Juan Luis. (1981). Poesía colombiana 1880-1980: una selección. Bogotá: Círculo de Lectores. 238p.; Arévalo, Guillermo Alberto. (1983). Siete Poetas Colombianos. Antología. Bogotá: El Áncora. 116p.; Charry Lara, Fernando. (1985). Poesía y poetas colombianos. Bogotá: Procultura. 299p.; Echavarría, Rogelio. (1994). Quién es quién en la poesía colombiana. Bogotá: Ministerio de Cultura. 550p.; Charry Lara, Fernando. (1996). Antología de la poesía colombiana. Tomo I. Siglos coloniales; Romanticismo; Modernismo. Bogotá: Presidencia de la República (Biblioteca Familiar Colombiana). 2v.; Echavarría, Rogelio. (1994). Quién es quién en la poesía colombiana. Bogotá: Ministerio de Cultura. 550p.; Echavarría, Rogelio. (1997). Antología de la poesía colombiana. Bogotá: El Àncora Editores. 2v.; Luque Muñoz, Henry. (1996). Tambor en la sombra: Poesía colombiana del siglo XX. México Verdehalago, 1996. 494p.; Cobo Borda, Juan Gustavo. (2007). Poesía. Bogotá: El Áncora Editores. Selección Samper Ortega de literatura colombiana. 2v.; Ortiz Forero, Omar Francisco. (2007). (Comp.) Luna nueva: once miradas a la poesía colombiana. Antología múltiple. Cali: Feriva. 190p.

El objetivo de este apartado es constatar un canon de autores que por haber desbordado el concepto de región y hacer parte del balance poético nacional se les puede considerar hitos destacados o parte de la tradición consolidada. Para ello, se utilizará una metodología cuantitativa (estadístico).

En primera instancia se hizo una revisión de antologías de poesía colombiana publicadas durante el siglo XX y principios del XXI, para establecer estadísticamente cuáles de los 15 poetas que se mencionan dentro del levantamiento de libros publicados entre 1905 y 1955 aparecen en dichas antologías y cuáles de sus poemas son los más antológicos. El número de antologías (31) y el hecho de que se tengan en cuenta selecciones desde 1919 hasta el 2007, procura que el recorrido sea extenso, heterogéneo,  disímil y sobre todo, dar un lapso temporal de más de 50 años, frente a la fecha límite de la investigación que es el año 1955, lo que permite que sea el tiempo quien haya hecho el mayor juicio sobre algunos nombres.

Se diseñaron cinco cuadros[1] para presentar la información obtenida en las 31 antologías objeto de este estudio. Dentro de cada cuadro[2] se menciona el nombre de la antología, el autor, el año de su publicación, el poeta tolimense que figura en dicha selección, el poema o los poemas y la página en la que aparecen, la edad del poeta al momento de la divulgación de la antología o el tiempo que lleva, si es el caso, de fallecido.

En el relevamiento bibliográfico de libros de poesía colombiana publicados por autores tolimenses entre 1905 a 1955, obtuvimos 15 nombres de poetas tolimenses que sus libros se publicaron durante dicha época. Ellos son: Borja, Filomeno; Cárdenas Roa, María; Camacho Ramírez, Arturo; Cruz, Jesús Antonio; Pomala, Martín;  Echeverri Mejía, Oscar;  Esguerra, Arsenio; Fallon, Diego; Galofre, Julio N.; Lozano y Lozano, Juan; Pardo García, Germán; Piedrahita Arango, Daniel; Santa, Eduardo; Sendoya, Luis Enrique; Tello Quijano, Jaime; Torres Vargas, Roberto; Sepúlveda Zuluaga, Eduardo. Algunos de estos nombres aparecen antologizados, unos con mayor porcentaje que otros. Este trabajo se propuso indagar en qué cantidad de antologías han sido publicados y cuál de sus textos son los que más han llamado la atención de los antólogos. Realizados estos procedimientos, se obtuvieron los siguientes resultados:

De los 15 poetas tolimenses que publicaron libros entre 1905 a 1955, sólo aparecen en las 31 antologías objeto de este estudio ocho (8) poetas. Arsenio Esguerra y Jaime Tello una vez (3, 23%), Luis Enrique Sendoya dos veces (6, 45%), Oscar Echeverry tres veces (9, 68%), Germán Pardo y Arturo Camacho con trece veces (41, 94%) y Diego Fallon y Juan Lozano y Lozano con 14 veces (45, 16), lo que significa, en términos estadísticos, que Germán Pardo,  Arturo Camacho,  Diego Fallon y Juan Lozano y Lozano superan ampliamente a los otros cuatro autores.

El  mismo ejercicio se realizó buscando establecer qué poemas de los autores tolimenses y cuantas veces aparecieron en dichas antologías, llegando a los siguientes datos: “La luna” de Diego Fallon fue antológico 14 veces (45, 16%), “La catedral de Colonia” de Juan Lozano y Lozano 12 veces (38, 71%),  “Mujeres de otro día”, “Comienzo de la sangre”, “Nada es mayor” de Camacho Ramírez; “Tempestad”, “Presencia de la muerte” de Pardo, “A la palma del desierto” de Fallon y “Farewell” de Lozano figuran cada uno en cuatro (4) oportunidades  (12, 90%). ”, “Jess cook”, “Vulgar elogio marino”, “A la presencia de la poesía”  y “A la gloria del amor” de Pardo fueron antologados tres veces (3), con un porcentaje del (3,41%).

 

Estos son los poemas de autores tolimenses con mayor difusión en las antologías estudiadas. Ahora bien, según las estadísticas los poemas más destacados de la poesía tolimense de la primera mitad del siglo XX son:

  1. “La luna”      de Diego Fallon.
  2. “La      catedral de Colonia” de Juan Lozano y Lozano.
  3. “Mujeres de      otro día”, “Comienzo de la sangre”, “Nada es mayor” de Camacho Ramírez;      “Tempestad”, “Presencia de la muerte” de Pardo García, “A la palma del      desierto” de Fallon y “Farewell” de Lozano.
  4. “Jess      cook”, “Vulgar elogio marino”, “A la presencia de la poesía”  y “A la gloria del amor” de Pardo García.

Se concluye que por apariciones en antologías a nivel nacional, los poetas tolimenses que publicaron sus libros entre 1905 a 1955 y que alcanzaron mayor trascendencia en el ámbito nacional son, en su orden:

  1. Diego      Fallon
  2. Juan Lozano      y Lozano
  3. Germán Pardo      García
  4. Arturo      Camacho Ramírez

Según las estadísticas, de 15 autores (100%) sólo 4 (37.5%) lograron trascender lo regional y ubicarse como parte del canon poético nacional. Estos resultados pueden tener hipotéticas explicaciones: 1. Hubo una amplia producción poética de baja calidad que no fue digna de ser considerada por la crítica, lo que queda evidenciado en libros de poca factura, superficiales, coloquiales, dulzones y sentimentalistas.  2. La baja difusión de aquellas obras debido a que muchos de estos escritores hicieron ediciones personales, financiadas totalmente con sus propios recursos, en la mayoría de casos de baja calidad, muy “artesanales” si se permite el termino, lo que hizo que no hubieran canales de distribución ni de difusión más allá de sus propias familias y amigos, sumado al escaso apoyo por parte del gobierno departamental y municipal como de las diversas instituciones académicas y culturales que priman otro tipo de intereses.   3. Dinámicas culturales excluyentes y hegemónicas, que privilegian cánones centralistas y oficiales, sin permitir la observancia de cánones marginales o periféricos por considerarlos desdeñables. 4. Los autores que lograron una amplia difusión estuvieron cercanos al poder, bien porque provenían de familias acaudaladas o por ocupar puestos políticos y diplomáticos; además la mayoría publicaban en los grandes periódicos del país, lo que pudo influir en su difusión y aceptación como queda evidenciado en Juan Lozano y Lozano, Arturo Camacho Ramírez, Diego Fallon, Oscar Echeverry Mejía y Germán Pardo.  Todos provenían de familias adineradas o relacionadas con el poder, lo que les permitió tener relaciones tempranas y cercanas con gente importante del mundo de la literatura, realizar estudios profesionales en Colombia y el extranjero, viajar, y obtener cargos importantes y ser difundidos en las revistas y periódicos de mayor repercusión en la época o lo que es más definitivo, ser ellos mismos quienes creaban, financiaban y dirigían dichas revistas. 5. Definitivamente su difusión se debe a la calidad de sus propuestas estéticas, lo que pareciera evidenciarse en el anterior estudio sobre la presencia de poetas tolimenses en antologías nacionales o en el interés de algunos críticos sobre sus obras.

 


[1] Nota: Este estudio tomó como base, aunque adaptada y rediseñada a las necesidades propias de esta investigación, la metodología para investigar antologías de: Jaramillo Agudelo, Darío. (1991). “Antologías” EN: Historia de la poesía colombiana. Casa de Poesía Silva. Bogotá: 1991. Pág. 529-591.

[2] Ver anexos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s